Cita previa : 922 25 58 89

: Horario: Martes y Miércoles - 10:00 a 21:00. Jueves - 16:00 a 21:00

mochila

¿Cómo debe ser la mochila escolar perfecta?

¿Tu hijo lleva la mochila adecuada a la escuela?

Normalmente las mochilas escolares las elegimos, o las eligen nuestros hijos, por lo bonitas que son o porque tienen la ilustración que les gusta. Los aspectos relacionados con la salud postural y el cuidado de la espalda suelen quedar relegados a un segundo plano en favor de la estética o la moda y aquí estamos cometiendo un error importante.

Por suerte cada vez son más los centros escolares que permiten que los menores dejen el material escolar en sus instalaciones. Así no es necesario que el niño o la niña vaya cargado cada día a clase con todos los libros y libretas que puede necesitar ese día. En estos casos la mochila se convierte en un complemento para llevar la merienda y poco más. Su peso es relativamente pequeño y no interfiere en la buena salud de la espalda.

Pero en otras ocasiones los chavales deben acudir al centro educativo con un peso considerable.  Y en estos casos tenemos que tener una atención especial sobre el tipo de mochila elegida.

¿Cómo puedo saber si mi hijo o hija lleva demasiado peso  en su mochila?

Visualmente es fácil comprobar si el menor o la menor va con una mochila muy cargada en su epalda. Atendamos a estos 2 puntos:

  1. El tronco suele doblarse hacia delante encorvando la espalda del menor
  2. El cuello se extiende hacia el frente para permitir a la cabeza mirar hacia adelante

Nos encontramos con una postura antinatural que no respeta la curvatura natural de la columna y puede generar dolores en diferentes partes del cuerpo:

mochila1

¿Qué podemos hacer entonces?

Lo ideal y básico sería que el colegio no “obligara” a los niños a llevar las maletas excesivamente cargadas. Si no podemos evitarlo contamos con unos tips para minimizar al máximo la posible repercusión del peso en la espalda.

1.- Realmente los hombros no están diseñados para cargar peso y las mochilas convencionales suelen estar diseñadas para que todo en peso repose ahí. Es muy importante que si nuestros hijos van a cagar peso lleven una mochila de asas anchas y acolchadas y que se pueda atar una correa a la cintura. De esta mañera el peso reposa en gran medida en la cadera y los hombros quedan mucho más liberados.

2.- Elijamos una mochila con varios compartimentos que permitan distribuir el peso alrededor de todo el espacio. Las cosas más pesabas deben ir en la parte interior para que así esté lo más pegadas a la espalda posible.

3.- Las asas no deben ir demasiado holgadas: Debemos intentar que la mochila esté pegada a la mayor superficie de espalda posible. También debemos evitar que la mochila esté demasiado baja y que su base llegue hasta los glúteos.

4.- Nunca llevar la mochila colgando de una sola asa:El peso a cargar reposa en la mitad del cuerpo con los consiguientes problemas que acarrea.

4.- Las mochilas de ruedas: las que son de dos ruedas y de arrastrar obligan al menor a realizar una rotación de columna para transportarla. Una buena alternativa podría ser una mochila de cuatro ruedines adaptada a la altura del niño y que se empuje hacia adelante.

5.- Lo ideal es que el peso de la mochila no supere el 10% del peso de la niña o el niño.

Realmente no existe una mochila escolar perfecta pero es evidente que hay algunas más idóneas que otras.  Los tips que hemos proporcionada nos ayudan a comprobar si nuestros hijos llevan la mochila escolar adecuada a sus circunstancias (distancia que se debe caminar desde el domicilio escolar hasta el cole, peso medio que debe cargar, etc)

letra niños

Desde AQUAMAR Fisioterapia Avanzada recomendamos siempre que ante un dolor persistente de espalda en el niño o la niña se debe consultar con un profesional para comprobar si se trata de una circunstancia pasajera o tiene una causa fisiológica de base.