Cita previa : 922 25 58 89

: Horario de VERANO: Martes y Miércoles - 09:30 a 21:00
  Contacto : 922 25 58 89

Y el cambio se produjo…

Los dos grupos de Aquaterapia para bebés AQUAMAR ya han cambiado de playa y han visto cómo se realiza la aquaterapia AQUAMAR en una playa diferente a la que están acostumbrados.
El miércoles 9 de agosto los papis de Las Teresitas hicieron la clase en la playa de Caletillas. Tuvieron mucha suerte porque la marea estaba alta y no muy agitada y disfrutaron de una playa con olas pero agradable. Además como la marea estaba alta el acceso al agua fue muy sencillo. Había niños que en un principio no estaban muy cómodos con el ruido de las olas ya que era algo a lo que no estaban acostumbrados en sus otras clases de aquaterapia AQUAMAR, pero poco a poco se fueron acostumbrando y disfrutando. El vaivén de las olas permitió hacer ejercicios en los que se aprovechaba el propio moviemiento ofrecido por el mar… Los bebés en el agua se mecían al ritmo de las olas  Al final de la clase todos, tanto peques como papis y mamis, estaban relajados. Habían disfrutado de una jormada de Aquaterapia AQUAMAR con un día espectacular.
Y hoy ha sido la clase en Las Teresitas del grupo de Candelaria. Aquí los niños hicieron también su terapia en una playa completamente diferente a la que están acostumbrados: contaban con arena fina y amarilla, un mar calmado y mucha gente caminando por la arena (otro estímulo más para los bebés más grandes y curiosos que se sorprendían con el trasiego que había en la orilla). 
Para algunos niños era la primera vez que visitaban una playa de arena, las sensaciones por lo tanto eran muy diferentes y claro está, se aprovechó. La arena formo parte entonces de la adaptación, hubo mucho juego con ella y descubrimiento de nuevas texturas. También más de un intrépido se animó a probarla y pudimos disfrutar de los primeros gateos de algunos bebés que quisieron, de pronto, descubrir su nuevo mundo. Una jornada llena de proezas y logros para los bebés. Ya en el agua los niños hicieron una serie de juegos y al final todos acabaron “buceando”. No hay duda de que los niños AQUAMAR son unos pequeños pecesillos que sorprenden a sus papis  por su capacidad de adaptación.
Ahora la terapia vuelve a la normalidad. Cada niños en su playa y AQUAMAR Fisioterapia Avanzada en la de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *